8 nov. 2013

La cuna y la sepultura.

Son la Cuna y la Sepultura el principio de vida y el fin della; y con ser al juicio del divertimiento las dos mayores distancia, la vista desengañada no sólo las ve confines, sino juntas, con oficios recíprocos y convertidos en sí propios; siendo verdad que la cuna empieza a ser sepultura, y la sepultura cuna de la postrera vida.

[…]

Es pues la vida un dolor en que se empieza el de la muerte, que dura mientras dura ella; considéralo como el plazo que ponen al jornalero, que no tiene descanso desde que empieza si no es cuando acaba. A la par empiezas a nacer y a morir; y no es en tu mano detener las horas; y si fueras cuerdo, no lo habías de desear; y si fueras bueno, no lo habías de temer. Antes empiezas a morir que sepas qué cosa es la vida, y vives sin gustar della, porque te anticipan las lágrimas a la razón. […] Vela eres, luz de la vela es la tuya, que va consumiendo lo mismo con que se alimenta, y cuanto más aprisa arde, más aprisa te acabarás.
Francisco de Quevedo, La cuna y la sepultura (hacia 1630.)

A veces no hace falta tener que hablar para mostrar lo que piensas, sólo te basta con dar unos saltitos por el mundo de la literatura y aparecerá alguien que ya lo dice por ti.
Os dejo que reflexionéis.
Buen fin de semana.

P.d.: Espero que os guste el nuevo diseño y el nuevo nombre tanto como a mí.
 
design by pocket blogger templates | edited by themoststarrynight