24 may. 2014

Nada nos parece cambiado.

"Hay pocas personas que no se hayan despertado antes del amanecer, bien después de una de esas noches sin sueños que nos hacen casi enamorados de la muerte, bien después de una de esas noches de horror y alegría contrahecha en las cuales se deslizan por las cámaras del cerebro espectros más terribles que la misma realidad, llenos de esa palpitante vida que se oculta en los grutescos y que presta el arte gótico se permanente vitalidad, al ser especialmente este arte -podríamos imaginar- el de aquellos cuya mente ha sido perturbada por la morbosidad del ensueño. Poco a poco se deslizan por las cortinas y parecen temblar unos dedos blancos. En oscuras formas fantásticas, mudas sombras se arrastran a los rincones de la habitación y se agazapan allí. Fuera hay una conmoción de pájaros entre las hojas, o el ruido de los obreros que van a su trabajo, o el suspiro y el sollozo del viento que baja de las montañas y vaga en torno a la casa, como si temiera despertar a los durmientes y, sin embargo, tiene por necesidad que llamar al sueño y hacerlo salir de su caverna purpúrea. Se levanta un velo tras otro de tenue gasa oscura y poco a poco recobran las cosas sus formas y colores; vemos cómo la aurora recrea el mundo en su antiguo aspecto. Los desvaídos espejos recobran su vida imitada. Las velas apagadas están donde las habíamos dejado, y junto a ellas el libro a medio cortar que estuvimos estudiando, o la flor que llevamos en el baile, o la carta que tuvimos miedo de leer o que habíamos leído demasiadas veces. Nada nos parece cambiado. De las irreales sombras de la noche vuelve la vida real que conocíamos. Tenemos que reanudarla donde la habíamos dejado, y ello inculca en nosotros una terrible conciencia de la necesidad de seguir dedicando energía a la misma cansada rutina de hábitos estereotipados, o acaso un loco anhelo de que nuestros párpados se abran una mañana a un mundo que ha sido nuevamente configurado en la oscuridad para nuestro placer, un mundo en el que las cosas tuvieran nuevas formas y colores y hubieran cambiado, o tuvieran otros secretos, un mundo en el cual el pasado tuviera poco o ningún lugar o, por lo menos, no sobreviviera en ninguna forma consciente de obligación o arrepentimiento, ya que la aun remembranza de la alegría tiene su amargura y aun los recuerdos del placer tienen su dolor."


19 abr. 2014

Edipo y la Esfinge

Edipo y la Esfinge, François Xavier Fabre
"Durante el reinado de Meneceo, una gran calamidad se abatió sobre Tebas, pues Hera envió a la Esfinge, hija de Equidna y Tifón, que tenía rostro de mujer, pecho, patas y cola de león, y alas de pájaro. Conocedora por las Musas de un enigma, se había aposentado en el monte Ficio y se lo planteaba a los tebanos. Éste era el enigma: ¿Cuál es el ser que con una sola voz tiene cuatro patas, dos patas y tres patas? Como los tebanos poseían un oráculo, según el cual se verían libres de la Esfinge cuando resolvieran el enigma, se reunían a menudo y trataban de averiguar qué era lo que decía, pero al no descubrirlo, la Esfinge se apoderaba de uno de ellos y lo devoraba. Habiendo perecido muchos, y en último lugar Hemón, hijo de Creonte, éste proclamó que concedería el reino y la esposa de Layo al que resolviese el enigma. Edipo lo resolvió en cuanto lo oyó diciendo que el enigma planteado por la Esfinge era el hombre, pues cuando es una criatura es cuadrúpedo, ya que avanza con las cuatro extremidades, en su madurez es bípedo y de anciano utiliza una tercera pierna, el bastón. Entonces la Esfinge se precipitó desde lo alto de la acrópolis mientras que Edipo obtuvo el reino [...]."
Apolodoro, Biblioteca mitológica, Libro III, 5

3 abr. 2014

Update; cine + museos

Mi vida está dando muchísimas vueltas últimamente, es un no parar de hacer cosas y apenas puedo actualizar blogs (el de literatura lo tengo abandonado desde agosto) y ya he olvidado qué es el tiempo libre. Sin embargo quería pasarme para comentar muy por encima (más bien recomendar) algunas exposiciones y películas que he disfrutado en estos meses.
     En primer lugar quería hablar de forma muy breve de una joyita del cine que he visto. Ayer, gracias a la fiesta del cine, fui a ver El Gran Hotel Budapest (The Grand Budapest Hotel) en v.o.s a los Cines Ideal de Madrid (gracias a los dioses que existen cines en v.o.s porque son un regalo divino). He de decir que el hype que está habiendo con esta producción me echaba un poco para atrás al principio a pesar de que en el trailer se disfruta (sí, disfruta, no exagero) de una maravillosa fotografía que me encandila. La película fue una maravilla en todos los sentidos. Maravillosa fotografía, planos preciosos, gran argumento, geniales actuaciones (de las que destaco la de Ralph Fiennes, el prota) y muchas muchas risas. No creo que haga falta decir mucho más porque prefiero abstenerme a hablar del argumento como tal porque si no sabéis de qué va, mejor que mejor. Os dejo el trailer:

En segundo lugar me gustaría tratar un poquito el tema de museos y exposiciones que son un must see. El viernes pasado fui con muchas ganas a ver Las Furias. De Tiziano a Ribera, la que bajo mi punto de vista es la gran exposición que el Prado va a tener este año (me ha gustado mucho mucho mucho y veo difícil que otra la supere). Las Furias acoge pinturas de temas mitológicos dedicados a Ixión, Tántalo, Ticio y Sisífo y se cuela algún Prometeo por compartir mitotema con Ticio. La exposición es cortita, pero incluye pinturas de Rubens (ay el Prometeo de Rubens) y Tiziano, bocetos de Miguel Ángel y una copia del celebérrimo Laocoonte presidiendo el recorrido expositivo.
Copia de Laocoonte y Prometeo encadenado de Rubens
¿Por qué Ticio, Ixión, Sisífo y Tántalo (y Prometeo)? Las Furias pretende mostrar los horrores de la mitología clásica destacando el sufrimiento a través de los castigos a estos personajes por su traición a los dioses. Además, "Las Furias aparecen como conjunto en la historia del arte en 1548, cuando María de Hungría encargó a Tiziano para su palacio de Binche, a las afueras de Bruselas, cuatro lienzos con los personajes de Ticio, Tántalo, Sísifo e Ixión identificados como los príncipes alemanes que se habían alzado contra su hermano, el emperador Carlos V, y a quienes había derrotado un año antes en Mülhberg." No creo que haya más que decir, sólo que id, id, id a ver Las Furias porque lo vais a disfrutar. Y por si no os he convencido:
"Los mitos están hechos para que la imaginación los anime"

Plus: me voy en nada a Toledo a ver muchos Grecos y estoy muy muy feliz. También comenzó ayer una exposición en el Prado sobre el Greco y su biblioteca y voy este finde. Haced caso a mis recomendaciones, que me lo agradeceréis.
     Abrasitos.
    P.D: he vuelto a cambiar la url, el nombre y el diseño. No puedo estarme quieta y cada vez que abro el blog me entran unas ganas imperiosas de redecorar, sorry. Espero que os guste el nuevo diseño tanto como a mí.

 
design by pocket blogger templates | edited by themoststarrynight